13 Jun 2012

Distancia

Escrito por: Angel Pasos el 13 Jun 2012 - URL Permanente

Sale la luna detrás de las montañas. La noche fría se apodera de todos mis pensamientos. Aquí en la soledad de mi alma apenas me queda un sentimiento que me lleve hacia ti.

Y me duele comprobar como se van borrando todos esos recuerdos; las noches a solas con los restos de aquello -nuestro amor, nuestros sueños-, los corazones rotos, las almas desgastadas con el cuerpo muy cerca del fuego, buscando calor. La forma en que me miras y me matas. Cada noche, cada mañana, a través de los años. Siempre. Dolor por todas partes.

La vida continúa, como una glaciación. El sin sentido avanza, ganando la partida a las estrellas. Mientras, una especie de oscuridad helada, interminable, se extiende sobre el mundo.

Deshabitada y blanca te recuerdo volando en ese cielo azul de la mañana, cuando los pájaros dormían a la espera de un nuevo amanecer. Esos días sin tiempo cantabas tu melodía de siempre que sonaba a canción provisional de primavera. Una estación para otros sin posibilidad de ninguna resurrección -cadáveres quemados junto a una hoguera-.

¿Qué fue de aquella libertad? ¿Porqué todo se rompe? Desde entonces cabalgo entre campos de basura y vidrios rotos. Cavo pozos de angustia, me quemo en las hogueras del dolor. Cada cosa que encuentro huele a desolación y yo mismo me impregno de ese olor. No puedo respirar. No quedan en mi cuarto alfombras voladoras, no me quedan historias que contar. ¿Cómo recuperar la magia de mis sueños?

Mis sueños; dulces sueños... Mis queridos recuerdos, mi cadena perpetua. Amurallados puentes que ya no protegen mi ciudad. Tus besos se han diluido en la distancia. Se ha terminado todo; el último detalle de tu vida ha muerto en esta noche, como era inevitable, como debía ser. Se ha destruido el mundo y en mi esquina del tiempo ya no queda ni rastro de ti. Ahora, en este atardecer del frío, sentado en la cima de un puerto, contemplo nuestros valles, el espejo vacío donde nos reflejamos, la soledad impuesta, el eco de tu alma equivocada, la destrucción vital, la noche interminable donde todos perdemos la vida en un instante, aunque aún sigamos vivos. Viviendo una vida sin rumbo, una vida sin alma, equivocada.

¿Qué fue de aquella libertad? ¿Porqué todo se rompe?


Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

hamacadepedra dijo

esos dias sin tiempo...(imagen maravillosa)
de la libertad fue que es (en presente) solo tu puedes romper cadenas

jlab (mikecoslaw)

Cristina LuzdeLuna dijo

Noches de nostalgia por aquello que fue y que se quedó atrás en el tiempo, por qué llama a nuestra puerta para traernos tristeza y con su recuerdo soledad? Posiblemente porque lo vivido fue bello y por eso, a veces, nuestra alma no se conforma con no poder disfrutar de nuevo de tan bellos momentos. Pero quizás otra alegría a nuestra vida llegará. Un saludo,

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Angel Pasos

POLVO SUDOR Y CARDOS

© 2.008 – textos – Ángel Pasos
© Los textos de este blog están protegidos bajo derechos de autor © Ángel Pasos Galiano.
Se permite el uso personal de los textos, datos e informaciones contenidos en estas páginas. Se exige, sin embargo, permiso del autor para publicarlas en cualquier soporte o para utilizarlas, distribuirlas o incluirlas en otros contextos accesibles a terceras personas.

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):