Amigos

Ídolos

Fans

Últimos posts

mamoya2 La mirada del fugitivo

Lo que al instante se convierte en pasado

Llego de noche a Madrid. La oscuridad otorga a las cosas que me rodean un halo de misterio, como si no pudiera reconocerlas. Los taxistas de hace años me resultaban siempre vagamente familiares. Eran de Segovia, de Ávila, algunos me contaban su vida, muy resumida pero transmitida con ese punto sentimental que se suele dar entre personas que acaban de conocerse y que quizás no se volverán a ver nunca. El taxista de hoy es joven, aunque se dirige con desenvoltura hacia la mediana edad. Vive en ...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

Una mujer de Kiev

La fotografía es de hace unos días. Aparece en El País del lunes 3 de marzo. La tengo delante de mí, y la miro otra vez y en cuanto que empiezo a mirarla desvío la mirada para imaginar lo que hay detrás de las lágrimas de esta mujer de mediana edad. La mujer ocupa casi la mitad de la fotografía, y detrás de ella hay otras tres mujeres desenfocadas, de manera que la mujer que llora tiene todo el protagonismo de la imagen. Debe de hacer frío en Kiev, porque el cuello del jersey de color rojo es...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

Saber algo más de nosotros mismos

Cuando anochece, en la ciudad la gente empieza a mirarse de otra forma, los unos y los otros se dispersan y huyen, como si cada uno se buscara en su interior, mendigo en el centro de su realidad más recóndita. Todo se torna visible desde un fondo de oscuridades iluminadas por débiles destellos de curiosidad, o de emoción. Junto a mí, en el bar, un hombre solo, sentado a una mesa, se lleva con delicadeza su copa de vino a los labios, y me sonríe, como si me preguntara con sus ojos, y con sus m...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

La conciencia en libertad

Desde la autovía veo un prado muy verde iluminado por el sol de la tarde. Es así como me imagino un instante de alegría. El paisaje que se descubre por azar, lo que nos sale al paso sin que lo hayamos buscado, contiene pequeños esbozos de nuestra conciencia más libre, la que sabe degustar la belleza. Ningún condicionante previo, ninguna inseguridad o miedo nos puede detener: lo que está delante de nosotros es sólo para disfrutarlo, no está para ser juzgado, ni para ser sometido al tribunal i...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

El corazón, y la Tierra

Entonces escucho no sólo la música sino lo que ella me suscita, porque La Canción de la Tierra, de Mahler, es una plegaria que se acerca como una corriente suave, aunque de vez en cuando haya algunos saltos de agua. Eso es lo que yo he imaginado, mientras miraba y escuchaba. Se va aligerando a medida que pasa el tiempo, he pensado, porque viene a ser como la vida de cada uno, que a medida que se va consumiendo nos hace sentir más ligeros de mente, aun cuando el cuerpo sea tan pesado, sin la ...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

23F

Desde el coche, por la autovía, de regreso a Ciutat, todo lo que veo se parece a una leve reproducción de lo que he visto otras veces, a pesar de que nada es exactamente lo que vemos. Más o menos en este momento, hace 33 años, mi padre me llamó por teléfono. Yo estaba sentado en el sofá, estudiando. Después de colgar encendí la radio y me enteré de todo. Salí al balcón y miré hacia el Paseo de la Castellana. La gente caminaba como si nada hubiera ocurrido. Quizás aún no se habían enterado. Pa...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

Una escena que conmueve

Al final de la película 'El lobo de Wall Street' hay una escena conmovedora. Vemos al agente del FBI viajando en el metro. Ha acabado su investigación de las groseras patrañas del ladrón, y ahora regresa a su casa. Delante de él observa a una pareja, un hombre y una mujer de apariencia modesta. No es ni tan siquiera una escena, son tan sólo unos segundos en que nuestra mente se ve obligada a dejar de lado toda la violencia a la que ha asistido durante tres horas para que su mirada se inunde d...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

Conformarse, qué remedio, con un poquito

Cojo el autobús muy temprano, el autobús está en la parada, soy el único pasajero, el conductor me dice que puedo pasar y sentarme, que enseguida saldremos, y mientras tanto él sigue conversando con dos empleados municipales, que se quejan de las privatizaciones, y de lo mal que les pueden ir las cosas, a ellos, a los empleados, si siguen gobernando los de ahora, porque su plan al parecer es privatizar la empresa cuanto antes. Si tienen otra legislatura para llevar adelante sus planes, lo van...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

Como si viera el pueblo por primera vez

Después de comer he salido a caminar por Ses Clotes. Me he cruzado con mi tío, que se iba con un amigo a podar, pero en coche. Los almendros ya están verdes, muy verdes, las ramas llenas de hojitas de un verde reluciente, como recién pintado. Hay árboles jóvenes y viejos, robustos y enclenques, elegantes y difíciles de clasificar, pero todos son almendros: la identidad revela determinadas cosas, pero no todas. Veo nubes, veredas ribeteadas de hierbas y de margaritas, y de vez en cuando pasa ...

mamoya2 Sin comentarios

mamoya2 La mirada del fugitivo

'Fragmentos de interior'

Fragmentos de interior, de Carmen Martín Gaite, parece una obra de teatro en la que a través de una rendija observamos a Diego, que se separó y ahora vive con Gloria. Pero Agustina no puede sobreponerse a la separación, y sigue enamorada de él, en un estado de postración que le impide mirar la vida con entereza. Los hijos, Jaime e Isabel, son jóvenes que viven a su aire, sin problemas económicos, inmersos en una existencia parecida a la que hace treinta años era la vida de unos hijos de burgu...

mamoya2 Sin comentarios

La Comunidad

asociados otros medios

© Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200

© Prisa Digital S.L. - Gran Vía 32 - 28013 Madrid [España] - Tel. 91 353 7900 | Una empresa de PRISA