22 Jul 2011

Ruta en coche por el Valle del Jerte

Escrito por: frenchy el 22 Jul 2011 - URL Permanente

Ruta en coche por el Valle del Jerte. Un magnífico y tranquilo entorno natural, buenas vistas, exquisita gastronomía. ¿Qué más se puede pedir para lanzarse a la carretera para hacer una ruta en coche?

Esos son algunos de los ingredientes que aseguran un cóctel de éxito y de buenas vacaciones. Como ya hemos dicho en varias ocasiones, las rutas en coche son una manera de conocer el territorio de manera cómoda y al ritmo que uno quiera, y esta vez te proponemos una por el Valle del Jerte.

mapa de carreteras

Un buen punto para comenzar la ruta es en el punto más alto del Valle del Jerte para así ir bajando, en el Puerto de Tornavacas. Aquí es donde nace el río que da nombre a este valle, cuya principal característica es su elevada abundancia de cerezos. Aquí nace una de las frutas más reconocidas y apreciadas de España, la cereza del jerte, que es además uno de los ingredientes básicos en muchos platos de los pueblos de la zona.

Una de las vistas más bonitas de la ruta la encontrarás observando desde el mirador situado en lo alto del Puerto de Tornavacas (municipio es fronterizo con Ávila), ya que desde aquí se puede apreciar todo el valle.

Lógicamente, en esta ruta en coche no puede faltar Jerte. El principal atractivo lo encontramos en la zona de la reserva natural, ya que es donde se encuentra "La Garganta de los Infiernos".

Su nombre para nada le hace justicia, y es que es una maravilla de la naturaleza con el agua como protagonista. Surcos de piedra bañados por un agua clara y cristilania que causará el gozo de todo aquel que decida acercarse hasta alli. Además, en pleno verano es un lugar perfecto para darse un chapuzón.

No muy lejos, después de cruzar un puente romano, llegamos a una localidad de Cabezuela del Valle. Aquí es donde se pueden encontrar tres piscinas naturales, con una pendiente del 2,5% aproximadamente. Desarrolló verticalmente su urbanismo, desde un breve cerro en el que se fundó, en tiempos medievales. Luego fue descendiendo por las laderas hasta detenerse en los altos bordes del Jerte, límite natural del caserío. Éste resulta muy pintoresco, con calles repinadas, vías laberínticas, callejones umbríos que evocan su diseño medieval de judería. Sin duda, un lugar muy pintoresco para hacer una merecida parada en la ruta.

Tan sólo tienes que investigar un poco para ir descubriendo algunos de los pueblecitos de la zona del Valle del Jerte e ir visitando aquello que más se ajuste a tus intereses. Eso sí, no olvides llevar tu cámara de fotos para inmortalizar todos los rincones con encanto con los que te vas a encontrar y recuerda que no tienes que estar sujeto a tu propio coche: puedes alquilar un coche para los días que planees estar de viaje que se ajuste a tus necesidades y te ofrezca las comodidades que buscas.

Foto: ReservasdeCoches.com

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario

Pues eso, hablaremos un poco de vacaciones, viajes, turismo, rutas y destinos turísticos.

Tags

Colaboradores

- Cristina Cañaveras
- Marta Torrejón
- Abel García