30 May 2012

Merkel tendrá que responder ante los tribunales

Escrito por: kikamondelo el 30 May 2012 - URL Permanente

Merkel tendrá que explicar y mucho. Y ante los tribunales. Sin duda.

Este mujer de pocas luces a pesar de todos los títulos universitarios que tenga e idiomas que hable, es, y a todas luces, la portavoz de una banca alemana codiciosa al límite, que ha conseguido que las deudas bancarias se conviertan en públicas y hundan a la miseria a países como Irlanda o España.

Su negativa a que sean los fondos de rescate al efecto, quienes inyecten dinero directamente a los bancos, la ha dejado con las posaderas al aire.

La banca alemana, empleadora de esta estalinista de pro, y como él, verduga de su ciudadanía y de la europea en su conjunto, no sólo se ha forrado con las exportaciones alemanas de coches y electrodomésticos a los PIIGS, sino que una vez que la burbuja provocada por ella misma estalla, se ha garantizado la materialización de sus cuestionables inversiones en dinero cibernético, mediante la conversión de deuda privada en pública.

Y de ahí, ha traído a Europa la miseria del tercer mundo en los países “rescatados”, por “rescatar”, y al resto, sumidos todos en una depresión merced a una austeridad sin base alguna científica, que condena a las víctimas de esta orgía y entroniza a los culpables de un genocidio económico con consecuencias letales para la ciudadanía.

Es intolerable.

Hay que recordarle a esta banca alemana, tan genocida como sus homólogas mundiales, que si Grecia maquilló sus cuentas para entrar en la UE, lo hizo de la mano de Goldman Sachs, contando con la inestimable colaboración de Lukas Papademos, entonces gobernador del Banco Central Griego. Allí estuvo desde 1994 al 2002, hasta que el año pasado fue llamado a una tarea crucial: convertirse en el verdugo directo de su pueblo.

Hubiera sido demasiado que la Troika nombrara a un alemán, por ejemplo. Y Papademos tiene las tragaderas grandes y la moral ausente.

Tolerar ese golpe de estado financiero ha sido el gran error criminal de la ciudadanía europea.

No me canso de repetir la frase: quien tolera la ignominia, le abre las puertas de su casa.

Porque fue el primer golpe de estado que esta banca genocida alemana dio. El nombramiento de Papademos fue como si el parlamento español, cautivo y secuestrado el 23F por los golpistas de Tejero, hubiera elegido “democráticamente” al general Armada presidente, frente a Calvo Sotelo, cuya votación se estaba desarrollando en el momento de la entrada del patriotero de opereta.

Una farsa.

Pero lo que justo tres décadas era evidente, el sopor europeo ha sido tan grande que se ha permitido a este elemento torturar a un país, donde si hay o no catastro es lo de menos: lo que si hay es un abultado presupuesto militar que incluye compra de barcos a Francia; armadores y demás archimillonarios griegos que no pagan ni un céntimo al fisco; unas compensaciones de guerra no pagadas por Alemania; y una fuga de grandes capitales hacia el norte. Por no extenderme más.

A las otrora clase media le ha tocado pagar lo que manda la Troika vía Papedemos, hasta quedar exhausta, o directamente muerta. Tienen allí, y viene aquí, la misma sanidad que las mascotas en España: si tienes dinero para veterinario y/o medicinas, tu animal se salva; en caso contrario, se muere.

Pero en Grecia no es el gato, sino un pariente, un vecino, un conocido: las farmacias ya no tienen medicinas porque los grandes laboratorios, muchos de ellos alemanes, no les sirven sin previo pago.

Un desastre humanitario cuyas proporciones se desconocen: la desinformación es la ley.

Tampoco sabemos casi nada, por no decir nada, de lo que ocurre en Irlanda.

La banca alemana y sus secuaces europeos conocen muy bien a Goebbels. Fue ella, la banca genocida, quien aupó a Hitler al poder y masacró, además de judíos, a muchísimos alemanes que se opusieron al Fhürer: a toda la disidencia, incluida en ella a los republicanos españoles que escaparon de Franco para caer en territorio nazi.

También está claro el origen de la crisis irlandesa: después de la borrachera de ladrillo y aire, su sistema financiero cayó. El estado acudió en su ayuda. Y se hundió.

Como quiere Merkel que pase en España.

Merkel tendrá que responder ante los tribunales. Porque ella es el brazo ejecutor de su banca genocida; una banca que cuando gana se envuelve en oro y, cuando pierde, exprime hasta la muerte a la ciudadanía, incluida la suya, para que todos sigamos pagándole su humo y los neoburros continúen jugando a los marcianitos con las vidas de la gente.

Ya está bien. La banca genocida dicta las reglas para cambiarlas a mitad del juego cuando le conviene. Y ahí está Merkel para lo que haga falta.

Y en éstas llega Mariano, nacido como todos los neoburros, para gobernar en la abundancia. Como Aznar, que se apuntó a una guerra por salir en la foto de las Azores, donde por cierto, también estaba el presidente de la comisión europea, Durao Barroso.

Marianico el corto no está hecho para esto. Lo suyo es el trapicheo oculto, las mentiras, la manipulación... Y todo a nivel muy burdo; tanto que se le ve el plumero a la primera.

No llega a más. No sabe ni lo qué hace porque no sabe de nada. Estos neoburros son incapaces de sumar dos y dos sin calculadora.

Así que hace y rápido lo que dice el manual del perfecto neoburro: trabajo desregulado;. sanidad y educación para quien se la pague...

Y en lo moral, viva la iglesia del Rouco, un prócer de la cúpula eclesial que desconoce a Jesucristo. Ni siquiera recuerda un momento importante del nuevo testamento.

Preguntado sobre si los judíos debían pagar impuestos a los romanos frente a la adoración a su dios, Jesús sentenció: “Al césar lo que es del césar, y a dios lo que es de dios”.

Para Rouco, todo es para su dios. Más bien para su “clase” dentro de la iglesia. La gente, católica o no, sólo cuenta para repetir sus mantras. Y si no tiene pan, “que coma tortas”.

Sí, utilizo la misma frase apócrifa que atribuyen a María Antonieta en vísperas de la toma de la Bastilla. Pero vale para un Rouco que chantajea con Cáritas sin vergüenza ni ética alguna.

Pero, ay Mariano, nada sale como dice el manual. Entre otras cosas porque la ineptitud de marianico y sus muchachos llena galaxias.

Vaya hinchada ésta de la teoría económica “ortodoxa”: no da ni una.

Mariano es un alumno bobo, el último de la clase de Merkel.

Como la banca española: lo suyo es la macroeconomía. Es decir, ponerse delante de un ordenador con el excel, y sumar ganancias inexistentes en hojas de cálculo.

Pero ambos ven cómo las cosas no salen.

Claro, no contemplan la realidad. Y ésta es más tozuda que el conjunto de seres humanos. Y se cuela sin cita previa y destroza sin pudor cualquier teoría.

Basta ya.

La ciudadanía está ya desbordada. Y ajena a estos mundos de Yupi. En la vida real ya no cuelan cuentos, entre otras porque no hay cuentos que colar sino pesadillas.

Cuentos que se desvelan como patrañas crueles. Ahí está el PSOE, en virtud de no sé qué estrategia política ¿?, no pide una comisión de investigación de todo el sistema financiero.

Le falta a este PSOE de origen alemán, ponerse manos a la obra en un gobierno de concentración con el PP, para llevar a la calle las políticas puras y duras de la Troika. Como en Grecia, la ocupación del territorio necesita de cómplices, de colaboracionistas autóctonos.

Espero que no se llegue a estos límites. Los supuestos herederos de Pablo Iglesias se quemarían a lo bonzo en la plaza pública y sus cenizas se las llevaría el viento.

Y la intervención “oficial” de la Troika sería como descargar camiones y camiones de gasolina sobre el incendio que ya existe en la sociedad.

Hay muchos socialistas de bien. Y en ellos está el poder de acabar con esta generación de falsarios que vendió al país a Alemania con su ciudadanía dentro.

Abran los ojos; socialistas y otras gentes de izquierda que siguen en el elenco de esta ópera bufa.

Políticos: déjense ya de lo políticamente correcto: la realidad es más que incorrecta.

Y digan que no se paga un céntimo ni a la banca ni a la deuda. Ni es deuda ni mucho menos soberana. No es más que la suma de los rescates al sector y los intereses usureros que sin devolver nada al país, cobran por lo que se les prestó. Sinvergüenzas.

Ya está bien de esta UE de banqueros genocidas.

Es el euro o la vida.

Yo me quedo con la vida.

¿Y ustedes señores políticos?

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

LA BANCA GANA

LA BANCA GANA dijo

Merkel no responderá ante ningún tribunal por no prestar o facilitar o abrir la puerta a quienes asfixiados llaman en Berlín o Bruselas para que les salven o les auxilien.

Y no lo hará porque está amparada por el sistema. Las reglas de juego lo permiten.

La Unión Europea no se ha construido bien y la clave está en los cimientos, estructuras y estancias que faltan.

También se han aprovechado del sistema y amparados por él han contribuido a crear un enorme agujero financiero los directivos y consejeros de entidades y grupos bancarios españoles con la mayor irresponsabilidad.

Los depredadores siempre se comen al débil. Y ahora toca España.

marisa DM

marisa DM dijo

Grandes verdades dices en tu artículo. Sólo cuando los políticos alberguen empatía en sus negros corazones, sólo en ese momento, esta pesadilla en la que nos obligan a vivir desde que desayunamos hasta que nos acostamos, acabará.

Existen cosas que son invisibles a nuestros ojos. Y no por éso no existen. La re-evolución comenzó hace años. Lo único que ante esta situación de inmoralidad entre los "grandes" del mundo, esa re-evolución se está acelerando. A veces se está volviendo amarga.

¡ Gracias por el artículo y adelante !

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Últimos Comentarios

Amigos

Fans

  • casajuntoalrio
  • Loli
  • armak
  • rafaelfiglesias

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):