04 Jul 2012

No juego y rompo la baraja ya

Escrito por: kikamondelo el 04 Jul 2012 - URL Permanente

Sí. Yo ya no juego y rompo la baraja.

Alguien me tendrá que explicar despacio y poco a poco cuáles son los supuestos beneficios de permanecer en esta UE y euro, que responden a intereses que no coinciden en absoluto, como mínimo, con algo más del 21 por cien de esta sociedad: aquéllos que están ya hoy en el límite o sumergidos de lleno en la pobreza.

Debo de ser muy políticamente incorrecta; o profundamente marginal y fracasada. Tanto que no oigo a nadie en el Parlamento defender salir ya de este juego mortal, al que nos obliga la lumbrera ésa, llamada además angelita.

En estos tiempos lo que no es sarcasmo es eufemismo.

Bien. Al parecer, el juego significa ir recortando, aniquilando el estado del bienestar, hasta dejarlo en una sombra, en humo, en la nada.

Y todo ello ¿para qué? Pues, al parecer, en espera de la Virgen, si en algún momento tiene a bien aparecerse. ¿Cuándo? A saber. Las cosas del cielo, dicen los expertos, no tienen el mismo ritmo temporal.

O sea, que lo mismo pueden ser dos años que dos décadas o dos siglos. Digo dos años porque desde el PP, el gran economista Luis de Guindos, ya no pone fecha a la recuperación del país. Y del continente. Y del planeta en su conjunto.

Así que si no es ni 2012 ni 2013, mínimo el 2014. Siempre que la Virgen tenga a bien venir al mundo.

Mientras tanto, como nos educaban en los colegios de monjas si eras chica, había que preparar su llegada y limpiar tu corazón. En este caso, hacer una purga de tal calibre al estado que seguro lo mata.

Al menos eso pretenden.

Y es que se trata de fe, como bien me apuntó un compañero. Esta economía neoburra es pura fe inasequible a la realidad que, una y otra vez, se empeña en llevarle la contraria: por mucho que hagamos o se haga, más bien ilusionismo barato, desde Bruselas, nada es suficiente. La prima de Rajoy sigue subiendo, a pesar de su “inmenso” éxito en la última cumbre europea de la semana pasada.

Siempre a tenor de lo que dicen sus medios de cabecera; medios que hoy, con matices, son todos.

Yo, ya he dicho, no practico mancia alguna. Leo, observo, analizo y llego a conclusiones.

La primera es que como la canción de no recuerdo qué película de Almodóvar, la cumbre ha sido “puro teatro”.

Debo reconocer que me fastidia mucho que me estén llamando constantemente idiota.

¿De qué van éstos? ¿Plante de Monti y Rajoy hasta el extremo de llegar a poner encima de la mesa, el hombre de oro italiano, su dimisión como jefe de gobierno?

Para hacer teatro hay que, por lo menos, tener un guión que funcione. Pero estos neoburros gestores de un capital alemán ciego de codicia, nos toman por tan idiotas que ni se molestan en hacerlo.

Vaya con las exclusivas de algún periódico en la que se narraba ese acto, sino épico, “valiente”, de Monti, frente a la implacable angelita, la de los plomos fundidos.

Opereta bufa de la más baja estofa.

De momento, cualquier ayuda directa a la banca española se demora hasta diciembre o el año que viene. Si llegamos claro, cosa que descarto radicalmente.

Mientras tanto, todo sigue igual.

Bueno, existe un gran cambio: la introducción del crecimiento como salida a esta crisis, gracias a la gran esperanza blanca, François Hollande, que consigue 120.000 millones de euros para un plan Marshall en el continente.

Me partiría de la risa si no fuera trágica la situación en que se encuentran muchos europeos: los últimos datos oficiales sobre el paro en Europa son del 11 por ciento de su población.

Claro que los baremos con los que recuentan a los desempleados son desconocidos. Pero alguna información se cuela, pese al férreo control de la información, en la más estricta tradición de Goebbels.

Supimos hace ya meses, que el milagro alemán eran sueldos de 400 euros; empleos por horas, pagadas algunas a 50 céntimos; y mendigar, un empleo por el que perdías tu subsidio de menos de 400 euros.

No hay más noticias de Grecia, desde las elecciones que salieron al gusto de Merkel. Qué casualidad tan casual.

Del resto de países de la UE, rescatados o intervenidos de hecho o de derecho, nada de nada. Al menos reciente.

O sea: la angelita no se mueve ni un milímetro. Y el gran éxito que vende el PSOE es la irrupción de Hollande en la escena, con 120.000 millones de euros para un plan de crecimiento europeo.

Veremos en qué queda el ajuste fiscal que tiene que hacer Francia para cumplir con la estalinista germana.

Y yo no me fío del “hombre normal” desde siempre.

El nuevo presidente francés no cuestiona la austeridad; sólo cómo combatirla. Y yo, ya sé que me repito, niego la mayor: no hace falta rigor alguno cuando no se debe nada.

De momento, el impulso de François al crecimiento es, más que de risa, de carcajadas. Y bien sonoras.

Sólo el rescate para salvar al sistema financiero español, que ni está ni se le espera, puede llegar a 100.000 millones. 20.000 menos que el total del sarcástico plan Marshall para los 27 países de la Unión; o los 17 de la eurozona.

Ni me molesto en comprobar el dato. Es tamaña tomadura de pelo, que no merece la pena.

La verdad es que no me ha gustado coincidir con el economista José Carlos Díez, en el análisis de esta "penúltima postcumbre decisiva" de Bruselas.

Llevamos ya demasiadas.

Lo que de verdad me gustaría es estar demente y tener alucinaciones.

Pero para mi desgracia y la de Europa, en la mañana de este primer lunes de julio, Díez decía en los desayunos de RTVE, que no se había resuelto nada en ella; que las cosas son como son, vistos los resultados empíricos de la austeridad. Pero, añadió, si desde Europa querían cambiar la ley de la gravitación universal, pues bueno, que lo hicieran.

Podría ser una recomendación de las que Almunia dice que son obligatorias: de hoy en adelante, los cuerpos caen al suelo en función de lo que decida la señora Merkel. Todo lo demás son tonterías y ganas de incordiar.

Y ayer martes en “Al Rojo Vivo” de la Sexta, volvió a machacar con otra idea que ya había dado el día anterior: Merkel no avala con el tesoro público los bonos que necesitan emitir sus propios länders para financiarse.

Länders que se arruinaron por salvar a sus bancos.

José Carlos Díez decía que si la cancillera no apoyaba ni a sus regiones, a ver qué podía esperarse que hiciese con nosotros, miembros de los PIIGS o GIPSI.

Pues bien: yo rompo la baraja y no juego más.

Soy agnóstica de manera que a mí eso de la fe no me va. Sí en cambio lo que veo: ya somos Grecia y Portugal. Quizá la comparación con ambos haya que hacerla con la retrospectiva de un año, más o menos; pero desde luego, si seguimos en esta UE y euro de, por y para banqueros, llegaremos a la misma catástrofe en un plis plas.

En esta Europa perdemos todos los ciudadanos: sólo gana el capital-banca GENOCIDA.

Aun así, tampoco gana. Pero poco me importa que ya esté quebrada la banca mundial, si nos arrastra a todos en su caída.

Sé que el capital alemán puede llegar a destrozar toda Europa y no dejar piedra sobre piedra en la misma Deustcheland; y todo eso a pesar de que tal catástrofe acabara en un búnker sin salida, a la espera del momento del suicidio. Hitler no quiso afrontar responsabilidad alguna. Al menos en este mundo.

Así, éste es el mismo capital-banca que apoyó y financió el nazismo; y a su fhürer, quien fue capaz de militarizar y enviar a la muerte a ancianos y niños para defender lo imposible, poco antes de darse muerte a finales de abril de 1945.

Hitler destruyó por completo Alemania, gracias a que el capital alemán apostó por él como su director general.

Tanto este capital como su gestor eran —son?— imperialistas; y merced a racismos estúpidos que, como la xenofobia, prenden siempre con éxito en seres ignorantes de instintos primarios, Siemens, entre otras empresas germanas, tuvo mano de obra esclava en sus fábricas.

Muy competitiva es la mano de obra esclava.

Nunca hubiera querido llegar a hacer este símil. Pero parece que toca.

No quiero jugar más. Yo me niego a pagar porque no pago lo que no debo.

No pago las juergas a la banca que ZP abonó tan “alegremente” en nombre de todos los ciudadanos y cuya cuantía exacta desconocemos; menos, seguir pagándoselas con Rajoy.

¿Esto no es neoliberalismo? Pues que cada palo aguante su vela: si la banca alemana infló la burbujas para que todos les compráramos minipimers, por no hablar de Siemens, ahora le toca aguantarse: las malas inversiones se zanjan con pérdidas que paga el inversor.

Al menos en teoría.

Y encima no fueron tan malas: Alemania pago su reunificación gracias a las diversas burbujas de los "vagos del sur".

Yo no pago ni un céntimo. Ni yo ni el estado cuya soberanía pertenece a sus ciudadanos.

Y basta ya con que el ejemplo de la familia derrochadora.

Un estado no es una familia; entre otras, porque ni la familia imprime moneda ni dictamina impuestos.

El euro es suyo, inefable capital alemán. Y con él han rematado la mayor transferencia de capital de la historia. De los pobres a los ricos.

Con su euro nos han llevado primero a una desigualdad insoportable; y después a la ruina.

Ya está bien de austeridad luterana que sólo esconde la definitiva apropiación por el capital-banca, de todas las rentas de los trabajadores, vía retirada de derechos civiles y económicos, y de la inversión de la fiscalidad: hoy todos los estados se sostienen por los impuestos pagados por clases medias, sea cual sea el color de su cuello.

Pagan las rentas del trabajo; infinitamente menos y con menor progresividad las del capital. Sin hablar de la Sicavs, porque de tanta risa me parto.

De las grandes corporaciones, resultado de unas privatizaciones que nunca debieron hacerse por afectar a los sectores estratégicos de un estado soberano, ni qué decir: sólo algo más del diez por ciento, gracias a desgravaciones fiscales y a la liberalización total y sin costes, de las finanzas. Es decir, del dinero ése de ordenador creado por los bancos: el cibernético.

El capitalismo es hoy un sistema podrido. Tanto que su idea de progreso es la vuelta a la edad media.

Este sistema ya no es de este mundo, sino de la ciberesfera.

No ha invertido nada en la economía real, a excepción del ladrillo, generador de la particular gravedad del paro en España.

Está dando sus últimos coletazos. Y si se les deja más tiempo, acaba con todo.

Lo suyo es dar hacia atrás a las manecillas del reloj. Ir, a ser posible, a la edad media.

Bien. Pues yo, de ser banquera, me iría ya mismo a mi castillo, no vaya a ser que me pillen y me lleven a trabajar a la mina, que tiene una jubilación de lujo.

No juego. Rompo la baraja.

Bueno, lo cierto es que fue el capital-banca quien la rompió primero, labrándose así su final.

La Historia avanza, por mucho que algunos quieran que el tiempo retroceda. Y se lleva por delante a quien haga falta. Es una fuerza imparable.

Quien no se dé cuenta de esto, se está bajando del tranvía en la parada del vacío, para coger otro que lleva a la nada más absoluta.

Hay mucha más vida fuera que dentro de esta UE y euro.

Sin miedo. Sin dejarnos manipular por esas maniobras mediáticas, que amenazan con que nuestra deuda crecerá exponencialmente si salimos del euro.

¿Qué narices dicen? Moratoria unilateral en su pago hasta ver cuánta se ha contraído contra la ciudadanía.

La llamada y reconocida internacionalmente como deuda odiosa.

Y aumentando nuestra demanda interna, podemos salir de ésta. Tenemos el conocimiento y la fuerza de trabajo: el futuro, en suma.

Porque frente a lo que dice la verdad “oficial”, energía nos basta y nos sobra con las renovables, ahora sin desarrollar por intereses que en nada se corresponden con los de los ciudadanos y en todo con los de los lobbies eléctricos.

Aquí nunca hemos tenido ingenieros, físicos, licenciados en general, de más. Lo que siempre hemos tenido es un capital egoísta, rentista y amante de pelotazos. Es decir, partidario del mínimo esfuerzo.

Ese mismo capital a quien perjudica la inflación porque, si sube, sus rentas bajan. Y con ese objetivo de garantizarle la estabilidad en sus ingresos, nació el BCE.

Cuando innovan, estos neoburros lo único que hacen es poner negro sobre blanco sus intereses frente a los de los ciudadanos.

Yo no quiero estar en el euro y llegar a ser el “paraíso” que es hoy Grecia.

Ni ser el blanco de la diana a la que disparan sus dardos los “mercados”; o el objetivo de esa infausta angelita que quiere sangrarnos sin parar hasta vernos muertos exangües.

Aun así, creo que nos abriría la boca en busca de implantes dentales y su consiguiente titanio.

A buen entendedor...

No. Que se quede la angelita con su euro y su UE.

Sin ella y su capital-banca, podemos fundar el mundo.

Obvia decir que la embajada y los consulados españoles siempre estarán abiertos para los alemanes. Ellos son los primeros que padecen a este engendro inhumano de la naturaleza.

Estoy segura de que somos muchos quienes queremos salir de esta prisión en que se ha convertido Europa.

Sin embargo, no hay diputados en el parlamento nacional que digan que no se paga lo que no se debe. Nadie se sale del paradigma de esta ortodoxia genocida que está acabando con los europeos.

La clase política cada vez se aleja más de la sociedad que la mantiene.

Se alejan y se alejan en el espacio sideral.

Creo que vivimos en galaxias muy lejanas entre sí.

Al menos yo seguro.

Quizá algunos tengan miedo a ser tachados de extremistas radicales. Pero la realidad es mucho más radical; tanto que sólo falta la chispa para prender el fuego.

Aterricen.

Esta chispa está al caer. Y, como los montes y los bosques, también la sociedad está muy descuidada; y con hambre y sed.

El incendio, a diferencia del que nunca debiera haber comenzado el jueves pasado en Valencia, es ya inevitable.

Políticos. Dejen ya de ser correctos políticamente. Desmárquense de esta locura genocida criminal.

El sistema no funciona. Está más que muerto.

Salgan ya de su burbuja y pisen Tierra, planeta.

Aterricen. A algunos se les espera.

Otros, definitivamente serán expulsados del futuro.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Tags

Amigos

Fans

  • casajuntoalrio
  • Loli
  • armak
  • rafaelfiglesias

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):