29 Ago 2012

Desafinados

Escrito por: kikamondelo el 29 Ago 2012 - URL Permanente

Una orquesta desafinada y sin director. Esto es hoy la Unión Europea.

Vamos, que no es la del Titanic porque aquélla, cuentan, tocaba bien.

Ésta no. Parece un coro de gatos que maúllan cada uno por su lado el Himno a la Alegría de Beethoven.

Un caos total.

Mientras, el barco se hunde irremediablemente; pero cualquier cosa vale, en el continente y en España, para desviar la atención del europeo de a pie, sangrado hasta la muerte para satisfacer a los señores del dinero cibernético.

Porque otro no tienen.

Buenos sí, el que corre en los paraísos. Pero su cifra está muy alejada de la que manejan estos maestros del genocidio, “sofisticados y expertos” inversores que hacen dinero por dinero.

Y un dinero hecho con el no menos “sofisticado” negocio del ladrillo. Muy emprendedores-innovadores ellos haciendo casas.

Y moda en talleres en Brasil o Marruecos, con manos infantiles y esclavas.

Hasta Alemania un día sale en El País en recesión técnica y al día siguiente el mismo diario, sin ruborizarse siquiera, le da un crecimiento del 0,1 por cien.

En lo que parece que son más persistentes es en afirmar que “ha caído” la confianza empresarial en ese mascarón de proa de la neoburrez que es Deuctheland.

Claro. No venden ni una escoba. Porque, aunque en esto como en otra cosas nadie da una cifra igual, su mercado estaba en Europa en general, incluidos los “cerdos” PIIGS.

Un guirigay.

El gobierno de Rajoy, lleno de expertos que, ya se sabe, gestionan mejor que la izquierda, va este viernes por su tercera reforma financiera.

En total, con ella sumamos cinco.

Soria se pelea con Montoro, dueño y señor de los impuestos, a cuenta de más impuestos a las energías renovables y ¿reajuste? impositivo del sector energético.

Hay que cuidar la puerta giratoria; de ministro a consejero de Endesa. Un decir.

Desde luego, hay que “emprender” la senda de aprovechamiento de la centrales nucleares, que son las más limpias de todas las energías: matan calladamente, sin sangre ni otras cosas desagradables. Véase Fukushima.

Y en Europa, al señor “normal”, Paquito Hollande, parece que le gusta la partitura de la angelita.

Acordes insospechados de la gran esperanza blanca, que desatan todos los nervios de otro insigne neoburro, Cameron, quien empezó mandato despidiendo a medio millón de funcionarios, y hoy habla más que alterado en su parlamento, sobre la necesidad de resolver la crisis de un euro en el que no está.

Ni siquiera asiste a las reuniones de la eurozona. En un pronto se fue y ahora, desde su isla que mantiene aislado al continente, clama al cielo para que se tomen medidas que impidan su desintegración.

David hijo, estas cosas se piensan ante de coger los bártulos y marcharse. Y antes de coger a Milton Friedman y aplicarlo a pies juntillas.

Tienes una crisis de caballo, darling, pero tu política en UK te ha llevado adonde estás: a punto de tirarte en plancha al precipicio, fin del camino que tomaste nada más llegar al 10 de Downing Street.

Rajoy suplica y según cuentan los medios, su actuación frente a Europa se limita a telefonear una y otra vez; y decir sin descanso que él ya ha hecho los deberes y merece el premio de la compra de deuda española por el BCE, MEDE o el organismo que sea: “La pelota esté en el tejado de Bruselas”.

Estamos ante un auténtico manicomio regentado por la banca alemana, donde tiene encerrados a los dirigentes europeos sometiéndoles a abundantes dosis de austeridad que están acabando con el continente, incluida Alemania.

¿Qué es esto? Locura de unos orates avarientos. Y el refrán popular, empirismo puro y duro de siglos, dice que la avaricia rompe el saco.

No estoy dispersa. Europa está dispersa entre la teoría y la práctica, ambas en franca competencia.

Y ya se ha destapado la caja de los truenos: cada vez son más voces que hablan de la desintegración del euro. Ya no es tabú.

Yo tengo muchos puntos de coincidencia con Viçens Navarro; pero está convencido de que Alemania no dejará caer a la moneda europea. Yo creo que a la fuerza ahorcan. Sobre todo cuando se es tan incompetente como la banca-capital GENOCIDA alemán.

El 6 de septiembre viene la angelita a ver a Rajoy; el 12 el constitucional germano dictamina sobre la legalidad del MEDE.

Bobadas.

El consumo cayó el último trimestre de 2011; más bien se desplomó.

Ahí estaba el desvío del déficit.

Y lo dicen ahora, a finales de agosto de 2012.

Porque no creo que se llegue con este euro más allá del 1 de octubre; si lo hiciera, “gloriosa” iba a ser la campaña de navidad, precedida por un incremente del IVA, en algunos casos del 17 por ciento, y el robo de la paga de ídem a los trabajadores públicos.

Un desparrame de consumo que rematará a las pequeñas y medianas empresas.

Y Merkel jugando a dejar al albur de los mercados a España, no sea que nos volvamos indolentes.

Gracias a ella, ya tenemos 2,7 millones de niños pobres.

A ella y a la poca enjundia de los mandamases nacionales de la UE, que parecen niños de parvulario llevados ante la directora, que no la propietaria, del colegio.

Señora, o lo que sea, angelita con minúsculas, ha hundido ya Europa. Y con ella al mundo. ¿Dónde va a meterse cuando se consume su quiebra desordenada?

Poca razón tiene Felipe y sí mucha cara. No le tembló la voz en los extintos desayunos de Ana Pastor, al decir que “sí, se diseñó mal la Unión en su base”, pero, pelillos a la mar. Ahora es el momento de la deuda.

No deuda, aclaro yo.

Vaya, que se construye una casa con cimientos pésimos y eso es cosa baladí.

Un morro que se lo pisa.

Pero sí acierta cuando dice que ni Italia ni España se pueden rescatar.

Bueno sí: se le da al botoncito del BCE y se vuelve a crear, para entrar en calor sólo, un 1,2 billones de euros. Eso sí, si cumplimos más condiciones económicas macro-micro o medio pensionistas.

¿Bastarán para tapar el agujero del ladrillo español y la inmensa deuda privada italiana? Me da que no.

Será como las inyecciones de diciembre y febrero del BCE, FMI, UE y FED: casi 3 billones de dólares tirados al pozo sin fondo de la BANCA GENOCIDA.

Yo propongo otra solución: que nos maten a todos antes de que adelgacemos mucho, y nos vendan como comida para los perros de esos 9 millones de ¿seres? que torturan y exterminan sin problema alguno a los siete mil millones de personas que vivimos en la Tierra.

El problema de esta “solución-rescate” es que los mercados puedan tragar más dinero ciber. Ya saben que no existe. Y en algún momento tendrán que repartir beneficios a sus clientes. Repartir humo, claro.

No sé yo si sus inversores, los de los bancos en la sombra, la mala sombra, y los de los hedge funds con abultadas carteras, tragarán más estos juegos de ilusionismo. Mejor de estafa pura y dura.

Insisto en que no estoy dispersa. La dispersión está en Europa, que no sabe ni lo qué se lleva entre manos.

No se sostiene. El sistema cae. Muere de éxito; éxito de crear dinero de la nada absoluta. Porque no hay nada real que respalde a ese mundo de billones de euros que manejan estos banqueros-capital, apostando en casinos con dinero de monopoly.

Han controlado agosto y el mes ha sido relativamente tranquilo.

Se apunta a septiembre.

Lo mismo me da que me da lo mismo.

Éste no es el mundo de los años 30 del pasado siglo: ni lo es la composición de la sociedad ni el número de personas que habitamos Europa y el planeta.

A Goëbels se le usa profusamente; pero se olvidan de la red, hoy incontrolable. Y ya he dicho muchas veces: por pequeña que sea la vía de agua de un barco, acaba por hundirlo.

Hemos llegado al siglo XXI creando miseria, hambre, ruina moral... Y eso, lo quieran o no, sólo demuestra que la era contemporánea está finiquitada. Es material de derribo. Su podredumbre apesta.

Y es que los poderosos llegan a tal borrachera de poder que se creen intocables.

Ellos y su democracia hecha para dominar a los de abajo, no para representarlos.

Me temo que los de abajo no están por la labor de que les caiga encima toda la infamia genocida de los poderosos.

El capital está hoy como la nobleza y el clero el 13 de julio de 1789: en la inopia.

Vivían en sus burbujas, alejados de la realidad.

Y la plebe era y es algo irrelevante para aquéllos y éstos.

Pues no. Somos quienes creamos la riqueza con nuestro trabajo y conocimiento.

Ellos, de tanta endogamia, tienen los plomos fundidos.

Están ciegos y no ven.

Ya he dicho muchas veces que a mí la sangre me ahoga, me repugna.

Pero hay otras salidas como la muerte civil.

Circuló hace unos meses un hashtag: #NurembergEconómico.

No se trata sólo de robo a espuertas: hay un exterminio económico convertido en genocidio letal para la ciudadanía.

No me cabe duda de que habrá ese nuevo Nuremberg. Porque estamos ante un cambio de era; y el poder y el dinero cambian de manos.

Señores banqueros: sigan pensando que si los ciudadanos no tenemos pan para comer, hagamos tortas.

De ésta ya no salen. El capitalismo muere de éxito y de inanición: mata de hambre y miseria a los ciudadanos y no puede trasladar a la realidad sus exitosos balances inexistentes en el planeta.

Están acabados.

Su euro no llega al 1 de octubre y se va a producir una quiebra desordenada de la eurozona.

Por ceguera y codicia.

Dejen a Grecia caer. Ya verán.

Rescaten a España e Italia.

Volverán a ver.

Señor Paquito Hollande, qué suerte tiene: se cae todo antes de que la cosa pase a Francia.

Esta banca-capital sólo es neoburrez, inutilidad, incapacidad e incompetencia.

Hay hambre y mucha. Y siempre es mala compañera.

Y en vez de atajarla, la incrementan.

Vaya, ¡con la de funcionarios interinos que se quedan en la calle en septiembre!: profesores, médicos, enfermeros; una lista de nuevos parados que les va a llevar al hoyo.

Como no tienen ni la menor decencia ni ética —ni qué decir de moral cristiana—, se irán a la fuerza, pero sin fuerza: no tienen para pagar ni mercenarios, ni sicarios ni policías.

Váyanse de una vez a su lugar natural: al estercolero con las cucarachas y las ratas como colegas.

Ustedes se manejan muy bien en la inmundicia. Son inmundicia moral y física.

Y ése será su próximo trabajo: revolver en las basuras.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

casajuntoalrio

casajuntoalrio dijo

La ruina está servida. Por eso en esta situación siempre lo mejor será salir del euro. Pero creo que es cierto que han apostado fuerte y no permitirán, una vez delegada toda la soberanía militar, política, económica etc,que salgamos del EU y la UE a la que nos ha entregado el bipartidismo neofacha.Ha sido una nueva colonización a la que PPSOE se han entregado sin descanso. Han liquidado todo lo público y estamos realquilados, nacemos con deuda... Depende de la movilización popular el que esto cambie.La direcciones de los principales partidos y sindicatos no están por la labor o solo cuando es ocasión de darse autobombo. Ojalá les pase la movilización por encima.Hace falta una movilización generalizada y que acabe en una HG con actos centrales en Madrid y Barcelona. Parar los recortes, dimisión de Rajoy y elecciones anticipadas...sin los que tienen la estructura para hacerlo dificil. Mientras tanto acudir a todo al 15S al 25S y a lo que haga falta.
1saludo

emilio el moro

emilio el moro dijo

Los gobernantes (y alternativas) que padecemos, todas y cada una de las instituciones del Estado (también las de provincias) están empapadas de pisitófilos (http://bichitos.blog.com.es/), enamorados de las burbujas inmobiliarias piramidales a las que, aún muertas y enterradas, quieren resucitar con las deducciones por compra de vivienda y con las leyes exprime-inquilinos.

Esta crisis, a más, es una crisis de decencia (Leopoldo Abadía), en la que la parte de la culpa la tenemos los que aceptamos el timo.

Como efectos colaterales, dos generaciones de españoles arruinadas, condenadas a aceptar cualquier esclavitud que les permita honrar su deuda hipotecaria.

Vendrán otros timos: los fondos de pensiones se "arruinarán" en la compra de "gangas" inmobiliarias que se adjudicarán a los membrillos de turno.

Mientras tanto... a ningún ladrón se le persigue, a ningún ladrón se le castiga, a ningún ladrón se le exige -además- que devuelva lo robado-despilfarrado. ¿Por qué? Porque jueces y delincuentes juegan en el mismo bando. ¿Otro Nuremberg? Tendríamos que meternos todos en la cárcel: es verdad que unos tienen más responsabilidad que otros, pero también nosotros tenemos la (falta de) responsabilidad de dejarnos llevar por la ignorancia, las memeces políticas, la avaricia y los pelotazos. Júzguese y castíguese, sí, en otro Nurember. Cuanto antes. Ojalá. Pero sin dolor de los pecados, sin propósito de enmienda cristiana... no hay confesión completa.

No sé de economía ni de política, pero esta indecencia no creo que se solucione con salirnos del euro. ¿Qué buscamos, que la hipoteca nos la pague la inflacción? No hay que "devaluar" la peseta: hay que devaluar los costes inmobiliarios. No compréis. No hay gangas: sólo hay membrillos.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Últimos Comentarios

Tags

Amigos

Fans

  • casajuntoalrio
  • Loli
  • armak
  • rafaelfiglesias

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):